Las veladas de San Petersburgo

Colección dedicada a la historia y la literatura memorialísticaColeccion de libros Desvan de Hanta

Hanta, el protagonista de Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, tiene un trabajo singular: todos los días tiene que destruir con una enorme trituradora de papel los libros que han sido prohibidos por el régimen que gobierna su país. Pero Hanta tiene un punto de locura, y una rebelde atracción por la belleza, teñida de curiosidad, lo empuja a no seguir las órdenes al pie de la letra. Y así cada día, lenta y meticulosamente, Hanta va llevándose a casa al menos uno de los volúmenes que debería reducir a polvo.
Con los libros que salva de la destrucción, Hanta se va salvando a sí mismo. Al igual que este personaje, la colección Desván de Hanta desea rescatar grandes textos que no deben quedar en el olvido.
La historia se repite, con matices, avanzando en espiral, y entenderla ayuda a superar lo que parece inevitable. Nos interesa especialmente descubrir el diálogo que se establece entre un protagonista de la historia y la historia misma. Atender a esas voces autobiográficas es asistir a la crónica de la historia desde la primera fila.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Las veladas de San Petersburgo

Las veladas de San Petersburgo

€18,00
Autor : Joseph de Maistre

Esta célebre obra, tan fascinante como indignante, pasa por ser la Biblia del pensamiento reaccionario.

Colección Desván de Hanta
Páginas 432
Encuadernación Rústica UVI con solapas
Formato 125 x 195 mm
ISBN 978-84-945062-2-2

En la implacable crítica de Joseph de Maistre a los principios de las revoluciones americana y francesa, y a la filosofía de Bacon, Locke, Kant, Rousseau o Voltaire, pensadores contemporáneos han visto destellos de una intuición tal vez no tan errada: la del fuste torcido con el que la Ilustración moldeó el mundo moderno.

Al caer la noche, en una mansión a orillas del Neva, el río en cuyas aguas se refleja la majestuosa ciudad de los zares, tres hombres se reúnen para conversar acerca de la crisis de su mundo. Es julio de 1809 y los incendios provocados por la Revolución francesa todavía humean. Ante las ruinas del Antiguo Régimen, estos nobles ilustrados se afanan a lo largo de once veladas por reconstruir intelectualmente, piedra a piedra, el edificio del Trono y el Altar. Y frente al racionalismo ilustrado oponen una cerrada defensa del irracionalismo romántico: lejos de ser una Diosa benéfica, la Razón corroe el orden social y amenaza la salvación del hombre, un ser dotado de una herramienta mucho mejor para descubrir las verdades eternas: el sentimiento interior, la intuición del bien.

 

 

Libros destacados