Desván de Hanta

Colección dedicada a la historia y la literatura memorialísticaColeccion de libros Desvan de Hanta

Hanta, el protagonista de Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, tiene un trabajo singular: todos los días tiene que destruir con una enorme trituradora de papel los libros que han sido prohibidos por el régimen que gobierna su país. Pero Hanta tiene un punto de locura, y una rebelde atracción por la belleza, teñida de curiosidad, lo empuja a no seguir las órdenes al pie de la letra. Y así cada día, lenta y meticulosamente, Hanta va llevándose a casa al menos uno de los volúmenes que debería reducir a polvo.
Con los libros que salva de la destrucción, Hanta se va salvando a sí mismo. Al igual que este personaje, la colección Desván de Hanta desea rescatar grandes textos que no deben quedar en el olvido.
La historia se repite, con matices, avanzando en espiral, y entenderla ayuda a superar lo que parece inevitable. Nos interesa especialmente descubrir el diálogo que se establece entre un protagonista de la historia y la historia misma. Atender a esas voces autobiográficas es asistir a la crónica de la historia desde la primera fila.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Jovellanos

Jovellanos

€16,00
Autor : Julián Juderías

El historiador, crítico y sociólogo Julián Juderías recorre tanto la biografía como el pensamiento del máximo exponente de nuestra Ilustración, para ofrecernos una síntesis certera y luminosa de un referente moral en un tiempo de cambios,revoluciones y conflictos como la Guerra de la Independencia.

Colección Desvan de Hanta
Páginas 216
Encuadernación Rústica UVI con solapas
Formato 125 x 195 mm
ISBN 978-84-945791-9-6

Jovellanos es el espejo en el que se miraron varias generaciones de españoles, y en nuestros días sigue siendo una figura de referencia.
En la poco sospechosa opinión de Menéndez y Pelayo, este pensador, literato y político «fue un alma heroica y hermosísima, quizá la más hermosa de la España moderna», y aun lo llamó «varón justo e integérrimo, estadista todo grandeza y desinterés, mártir de la justicia y de la patria, grande orador, cuya elocuencia fue digna de la antigua Roma; gran satírico, a quien Juvenal hubiera envidiado, moralista, historiador de las artes, político, padre y fautor de tanta prosperidad y de tanto adelantamiento (...) vivo anhelo de la perfección moral». Que don Marcelino, implacable martillo de herejes,
hablase así de un ilustrado liberal y ateo como Jovellanos, revela la enorme dimensión del personaje, uno de los más señeros de la cultura española.

Libros destacados