La ley de la atracción

Colección dedicada a la historia y la literatura memorialísticaColeccion de libros Desvan de Hanta

Hanta, el protagonista de Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, tiene un trabajo singular: todos los días tiene que destruir con una enorme trituradora de papel los libros que han sido prohibidos por el régimen que gobierna su país. Pero Hanta tiene un punto de locura, y una rebelde atracción por la belleza, teñida de curiosidad, lo empuja a no seguir las órdenes al pie de la letra. Y así cada día, lenta y meticulosamente, Hanta va llevándose a casa al menos uno de los volúmenes que debería reducir a polvo.
Con los libros que salva de la destrucción, Hanta se va salvando a sí mismo. Al igual que este personaje, la colección Desván de Hanta desea rescatar grandes textos que no deben quedar en el olvido.
La historia se repite, con matices, avanzando en espiral, y entenderla ayuda a superar lo que parece inevitable. Nos interesa especialmente descubrir el diálogo que se establece entre un protagonista de la historia y la historia misma. Atender a esas voces autobiográficas es asistir a la crónica de la historia desde la primera fila.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Francia 1789-1815. Tres visiones

Francia 1789-1815. Tres visiones

€45,00
Autor : Fouché

Del contraste de puntos de vista entre estas tres grandes inteligencias surge una visión reveladora de un tiempo crucial de la historia.

Colección Desván de Hanta
Páginas 1038 (3 VOL)
Encuadernación Rústica UVI con solapas
Formato 125 x 195 mm
ISBN 978-84-945791-7-2

Entre la toma de la Bastilla y el Congreso de Viena nació la época que hemos dado en llamar contemporánea. Francia fue el escenario principal de esa crisis de crecimiento histórica, y Napoleón su actor protagonista, el hombre fuerte que dirigió los destinos de Europa y puso las bases de la sociedad de clases entre la revolución y la contrarrevolución.
Dos protagonistas destacan junto a Bonaparte: Charles-Maurice, príncipe de Talleyrand, su mano derecha en el Exterior, personificación de la Diplomacia, y Joseph
Fouché, duque de Otranto, su mano izquierda en el Interior, el inventor del espionaje moderno. Ambos fueron supervivientes que supieron alcanzar el poder y conservarlo contra viento y marea, el uno con las armas de la seducción, el ingenio y el encanto, y el otro con la del temor, el secreto y la inquisición policial.

 

 

Libros destacados